Pero qué son los quilates! La explicación definitiva

Con mucha frecuencia los clientes de nuestra joyería me preguntan sobre los quilates y lo cierto es que he notado que generalmente existe mucha confusión e ideas equivocadas sobre este tema.

La culpa es nuestra, de los joyeros quiero decir, porque a veces usamos términos a los que estamos acostumbrados y que sin embargo pueden ser un tanto farragosos. Así que hoy he decidido dedicarle un artículo y desterrar vuestras dudas definitivamente: en el fondo es muy fácil y ya veréis que al acabar el artículo, seréis unos expertos.

Ante todo debemos distinguir  entre los quilates que se refieren a la pureza del oro y los quilates que se usan para expresar el peso de una piedra preciosa: ¡no son iguales! El uso histórico de este término para dos cosas diferentes es lo que lleva a muchos malentendidos.

El quilate es una unidad de masa, es decir, nos sirve para medir pesos, como el gramo o la onza, pero está especialmente pensada para expresar el peso de cosas pequeñas. El origen de la palabra es el griego keration que significaba “algarroba”, la semilla de un arbusto , ya que era esa semilla lo que se usaba en las balanzas  para pesar joyas y gemas.

Algarrobo-Semillas-FDG

Semillas de algarrobo, el origen de la palabra quilate

Vayamos entonces por partes:

1-El quilate referido a las piedras: un quilate equivale a 0,2 gramos, así que si decimos que algo pesa 10 quilates, significa que pesa 2 gramos. Esta unidad se usa con todas las gemas como rubíes, diamantes, topacios, esmeraldas…Lógicamente, cuanto más pesa una piedra , más grande será. Pero el tamaño no lo es todo: un diamante puede ser muy grande y pesar muchos quilates, pero ser de muy mala calidad y por lo tanto, carecer de valor.

Otro día hablaremos de las calidades de los diamantes, pero hoy seguiremos con el tema inicial para no liarnos.

El Lesedi la Rona de 1.109 quilates, 220 gramos de diamante en bruto

El Lesedi la Rona de 1.109 quilates, 220 gramos de diamante en bruto

2-El quilate referido a la pureza del oro: todos habéis oído hablar de oro de 24, 18, 14 o 9 quilates. El oro puro es siempre amarillo y se le llama de 24 quilates, pero este oro puro tiene un problema: es muy, pero que muy blando. Podríais doblar una barra de oro puro con dos dedos y encima se raya muy fácilmente. Esto lo hace prácticamente inútil para fabricar joyas, así que desde la antigüedad el oro puro se mezcla con un poco de plata y cobre, que hacen que la aleación sea más dura y tenga buenas propiedades mecánicas.

Si el oro es de 18 quilates significa que tiene un 75% de oro y un 25% de plata y cobre: esto es lo que se llama oro de primera ley (o de 750 milésimas). Este es el oro que más se usa en joyería en España y lleva una marca (contraste) que dice 750. Para mi es el oro perfecto: bonito, duro y con el porcentaje más alto de oro. Es el único que trabajamos en nuestra tienda y taller.

Este señor está tan contento porque encontró una pepita de 286 kg: se comprende

Este señor está tan contento porque encontró una pepita de 286 kg: se le comprende.

En otros países como Estados Unidos o Alemania, es muy popular el oro de 14 (que sólo lleva el 58.8% de oro) y el de 9 quilates (con sólo un 33,3% de oro). Estos son llamados “oro bajo” y lógicamente son más baratos, ya que llevan “menos oro” pero no tienen un color tan bonito como el de primera ley y tienden a oxidarse. No es que en estos países no exista el oro de 18k , sino que es más común el oro bajo por cuestión de precio y tradición.

Por cierto: jugando con la aleación, podemos conseguir oro de distintos colores y así hacer joyas que combinen con las piedras y conseguir bellos efectos. Por ejemplo, si ponemos más cobre que plata nos saldrá oro rosa. Y si en lugar de añadir plata y cobre, añadimos paladio, nos saldrá oro blanco.

 

Ejemplos:

75% de oro +  25% de paladio: oro blanco de 18K

75% de oro +  20% de cobre +  5% de plata: oro rosa de 18K

A veces los clientes también me dicen que el oro “de antes” era mejor: no es así. Hace 30 o 40 años gustaba más el oro rojizo,pero si era de 18k llevaba la misma proporción de oro que el de ahora de 18k, la diferencia de color venía de la cantidad de cobre y plata de la aleación (el 25%).

Anillos de oro amarillo, blanco y rosa , todos de 18k, diseñados y realizados por un servidor

Anillos de oro amarillo, blanco y rosa , diseñados y fabricados por este que os habla (Colección Apilables).

Bueno, espero que me haya explicado bien y no tengáis dudas: una piedra preciosa puede ser de 0,5  o de 300 quilates, porque el quilate aquí expresa un peso. En cambio el oro no puede ser de más de 24 quilates , ya que aquí expresan una proporción y  24k ya es oro puro al 100%.

Si tenéis alguna duda no os cortéis en preguntar aquí mismo en el blog o contactando con nosotros; será un placer atenderos.

PD: Os iba a contar ahora cómo convertir plomo en oro, pero se me ha hecho tarde, así que lo dejo para el día que hablemos de la alquimia…

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario